Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

Las Violetas

El Galeno

Marcelo T. de Alvear 2101
El Galeno es un café más de Buenos Aires.
Sin embargo es El emporio de los tostados y eso no es poca cosa.
Además es el bar al que voy cada vez que me sacan sangre. Entonces se convierte en un rito, en la satisfacción del café con leche que compensa la extracción.
Es un bar cálido, con paredes machimbreadas y en la parte superior de los ventanales, tiene unos vidrios corredizos esmerilados color marrón amarillento. Eso hace que la luz en su interior siempre vire hacia el ocaso.
Las mesas de fórmica verde con sillas de madera clara pueblan en forma salpicada todo el espacio. No obstante logran que la gente se mueva cómoda.
La decoración es ecléctica, sin dejar en claro cuál es el parámetro que la rige. Hay cartones con las diferentes propuestas de platos. En la parte superior un cuadro con una típica casita de la campiña inglesa. Un reloj redondo con marco de madera de la cía Asturiana, detenido en las once menos tres minutos. Una lámina de dos caballos blancos que j…

Café Nostalgia

Soler 3599
Me pasó algo curioso cuando llegué al Café Nostalgia. De afuera me pareció un bar común y corriente, instalado en una esquina abierta en la que confluye un entramado de calles alborotadas. Sin embargo, todo se convirtió en otra cosa apenas empujé la puerta vaivén de madera gastada.

Entonces apareció ante mí un reducto de dimensiones pequeñas que invita, como su nombre lo indica, a la nostalgia. Una nostalgia sin prefabricar. Las cosas están, simplemente, sin parecer que hayan sido puestas adrede para crear un efecto. El café ocupa la planta baja de un edificio de siete pisos construido por el arquitecto R. Scarpelli en 1935. El bar fue fundado en 1987, y con tan pocos años ya es considerado un Bar Notable.
Es como un pequeño baúl de recuerdos, un baúl para revolver dentro de la propia memoria emotiva. Tiene también reminiscencias de patio de una casa antigua, con piso de mosaico, sillones de mimbre en la puerta de entrada, afuera unos toldos algo gastados, mesas de hierro despin…