lunes, 28 de diciembre de 2015

Rond Point

Av.  Figueroa Alcorta 3009

Enclavado en una esquina emblemática de Palermo Chico, este bar es a mis ojos un lugar clásico porteño. Ahora convertido en un café temático, auspiciado por la marca Audi, conserva sin embargo su personalidad.

Nace en el año 1939, y en su origen era poco más que un chalet de estilo inglés. En 1971 se amplió e incorporó otro piso. Y en los años '80 pasó a ser lugar obligado de empresarios, políticos, deportistas y personajes de la farándula.

Tengo que ser sincera, siempre vi a este bar como un reducto  algo snob, de alto poder adquisitivo y también con cierto matiz de trampa. Pero también  siempre me atrajo su fisonomía y su ubicación.

Así que para mí  entrar a Rond Point es toda una aventura. Atravieso sus puertas y adentro descubro un espacio elegante que  me acoje con calidez. Sus mozos me atienden con amabilidad, permiten que saque fotos y  hasta uno  posa.

Es una gran vidriera; afuera el verde de Palermo, adentro la clientela, con personajes que alternan formalidad con rasgos un tanto caricaturescos.

Un gran espejo y mucho vidrio. Madera. Cuero. Modernidad. 
Café excelente, con buena fortaleza y sabor seco. 

Juego a sentirme glamorosa. Escribo en mi Moleskine con un aire ejecutivo. Me dejo cautivar por la atmósfera de Rond Point. Sin vueltas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario