viernes, 4 de diciembre de 2015

El Gato Negro

Avda. Corrientes 1669

Nació como almacén de especias en 1927 , fundado por  Victoriano López Robredo, un español aventurero que vivió cuarenta años en Ceylan, Singapur y Filipinas.

En 1997 se ponen las primeras mesas para aquellos curiosos que querían ver cómo se molía café.
Gracias a eso hoy podemos estar sentados en las preciosas sillas thonet y espiar las alacenas. Asistir al movimiento danzante de quienes abren frascos y liberan aromas insospechados.


Si pasás por la puerta de El Gato Negro vas a sentir que una fuerza invisible te arrastra primero a su vidriera y luego a su interior. Apenas entrás te invade el perfume de las especias y ya no podés actuar con  la razón. Te dejás llevar por los sentidos. Revoloteás aquí y allá mirando objetos, estudiando condimentos, revisando latas. Hasta que te ubicás en una mesa y pedís un café.

El lugar es ocre, es sepia, es una foto que se hace realidad.  Así lo veo yo. Por la madera, por el color del café, por el paso del tiempo. 
El espacio tiene columnas y eso me gusta, porque no todo se deja capturar de un solo vistazo: hay escondites, hay una escalera que da al salón de té, hay mesas arrinconadas. 

Y hay viaje.
Porque este café es un  pasaje a Oriente, acá nomás, en pleno Buenos Aires. 
















 


2 comentarios:

  1. Los Cafés de buenos aires tienen ese "no se qué", parodiando el tango .... Visité uno llamado "El viejo Agum", está en calle Armenia cerca de la asociación Armenia. Lo recomiento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uh muchas gracias por el dato. Lo anoto en mi lista de bares a visitar!

      Eliminar