Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Británico Bar

Defensa y BrasilVuelvo al Británico un día gris y lluvioso. La última vez que había estado allí fue en el 2008.
Es un bar que cerró y reabrió varias veces. Parece que esa intermitencia fuese parte de su carácter. Un vaivén que lo vuelve más deseable.

A comienzos del siglo XX era una pulpería llamada "La Cosechera". Y luego, en 1928 tomó el nombre de "Británico" debido a que lo frecuentaban muchos ingleses que trabajaban por esos años en el Ferrocarril del Sud, y que se hospedaban en un conventillo cercano, en la calle Garay.
Durante la Guerra de las Malvinas, hubo otro cambio nominal: pasó a llamarse Bar Tánico, borrando su referencia a lo inglés.
En la década del '60 fue comprado y atendido por José Trillo, Pepe Miñones y Manolo Pose, figuras emblemáticas del bar.
En el 2006 cierra por falta de renovación del contrato de alquiler, bajo fuertes protestas de  vecinos e intelectuales.
En el año 2007 lo compra Agustín Souza y lo reabre con algunos cambios en el mobili…

La embajada

Santiago del Estero 88Tiene más de 100 años. Nació en 1907 como despacho de bebidas. En 1963 un inmigrante asturiano comenzó a gerenciarlo. Hoy atiende uno de sus hijos.
Eso. Pero sobre todo el aspecto de bar olvidado.
Entro a las 19 hs. y el lugar amenaza con cerrar pronto. La persiana está semi baja y la puerta  está apoyada en la barra lista para ser colocada.
Pregunto si tengo tiempo de tomar café, y me dicen que sí, que cierran dentro de una hora más o menos.
Hay pocos clientes, todos hombres, todos habitués. Me siento en una de las mesas junto a la ventana, como si me intención fuese espiar la noche urbana, pero no, lo que quiero es espiar el interior de ese espacio amplio, despojado y bastante decadente.
Me doy un tiempo para inspeccionar con la mirada y descubro la belleza dentro de lo rústico: la barra de estaño y revestida de cuatro tipos de mármoles, unos grifos con forma de cisne que ya no se usan, la cartelera con letras adosadas al terciopelo que indican el menú.
No hay much…